• Ricardo Martinez

¿Qué es refinanciar un préstamo y cuáles son sus beneficios?

La refinanciación te permite ahorrar intereses si eres ofrecido una tasa de interés más baja a la que tengas en el momento de refinanciamiento. Cuando empieza un refinanciamiento, básicamente sustituye su préstamo actual por uno nuevo.


El nuevo préstamo tendrá unas condiciones diferentes a las del anterior, normalmente un tipo de interés más bajo. Esto puede ahorrarle dinero a lo largo de la vida del préstamo, ya que acabará pagando menos intereses. Además, la refinanciación también puede ayudar a pagar su préstamo más rápidamente al ampliar el plazo de tu préstamo.


Hay que tener en cuenta algunas cosas antes de refinanciar. En primer lugar, asegúrese de que entienda las condiciones de tu préstamo actual y los cambios que se producirán si decide refinanciar.


También que compare los tipos de interés de los distintos prestamistas para asegurarse de que obtenga la mejor oferta posible.

Mira de que se trata exactamente el término refinanciación y los beneficios en este artículo.




¿Qué es la refinanciación de un préstamo?


Es muy común que las cuotas del préstamo empiecen a pesar en tu bolsillo después con el pase el tiempo. Después de todo, las emergencias pueden ocurrir y los gastos tienden a aumentar, haciendo que la deuda ya no encaje en el presupuesto. En tales casos, solicitar una refinanciación puede ser la solución.

La refinanciación de préstamos es una forma de reemplazar un antiguo contrato de crédito por uno nuevo negociando mejores condiciones de tu préstamo. De esta manera, es posible reducir la tasa de interés de tu préstamo, o aumentar él cuantos meses dura su préstamo, e incluso obtener dinero en efectivo al final de el refinanciamiento.


Todo depende del objetivo del solicitante cuando empiece el proceso de el refinanciamiento.


Un refinanciamiento, en muchos casos, es la solución ideal para superar la deuda incobrable, ya que da a las personas la autonomía para reestructurar sus deudas y recuperar el control de sus finanzas personales.


También es una práctica ventajosa para las instituciones financieras, porque recibir el dinero con menos intereses o en más tiempo, es más interesante que tomarse salir con pérdidas.



¿Cómo funciona la refinanciación?



El procedimiento de el refinanciamiento es más sencillo que solicitar un nuevo préstamo, ya que se hace en el mismo banco donde se cerró el contrato. Es probable que todavía será necesario hacer un análisis de crédito y documentación, pero probablemente el agente financiero ya tendrá toda la información que necesita.


Al refinanciar su préstamo, la institución crediticia pagará toda la deuda pendiente y hará un nuevo contrato, según las condiciones negociadas. Hay varios caminos que pueden seguirse, como por ejemplo:

  • Mantener la misma deuda y aumentar el plazo de pago reduciendo el valor de las cuotas.

  • Mantener la misma deuda y obtener una tasa de interés más baja, reduciendo el valor de las cuotas;

  • Extender el crédito concedido y mantener el valor de las cuotas, aumentando el plazo de pago (el cliente recibe la diferencia como dinero en efectivo)

Para preguntar si puedes refinanciar tu préstamo, se puede hacer la simulación y solicitar en línea, por teléfono o en persona, según las normas de la institución.

Luego, solo tienes que esperar la aprobación del análisis de crédito y firmar el nuevo contrato para empezar un refinanciamiento.



¿Cuál es la diferencia entre la refinanciación y un nuevo préstamo?


La refinanciación mejora las condiciones de pago de tu contrato existente. Un nuevo préstamo, por otra parte, significa dinero concedido desde cero, cuyo monto puede ser utilizado para cualquier propósito.


Para renegociar las condiciones de tu préstamo existente, la refinanciación es la mejor alternativa, pero no siempre es posible.


Por ejemplo, no se permite refinanciar un préstamo antes de pagar la primera cuota mensual, ya que los costos no han sido pagados. En la mayoría de las instituciones, incluso es necesario que se pague una parte de la deuda para redefinir los intereses o las condiciones.


En esta situación, si necesitas mejorar las condiciones de pago, tendrás que pedir un nuevo préstamo con tasas de interés más bajas, reemplazando una deuda por otra y pagar dinero en efectivo como un depósito.


También es posible que el banco no haya querido refinanciar un préstamo u ofrecer condiciones de pago mejores que las iniciales. Si esto sucede, puede que sea una buena idea hacer un nuevo préstamo o la transferencia de la deuda a otra institución financiera, transfiriendo un préstamo de un banco a otro.



Los Beneficios de Refinanciar un Préstamo



Tasa de interés más baja

La principal ventaja de refinanciamiento es la reducción una tasa de interés. Esto permite reducir las cuotas y terminar de pagar la deuda más rápidamente. Una tasa de interés promedio puede cambiar con el tiempo. En los 1990s las tasas de interés estaban en un promedio de 10 %, para una tasa de interés más baja, muchos compradores tenían la oportunidad de refinanciamiento en el año 2000 cuando el interés estaba en un promedio de 5 %.


Además, uno interés del préstamo más bajo da como resultado la cantidad del préstamo que sea menos costoso en total.


Aumento del plazo de pago

En algunos casos, las personas pueden tener dificultades para pagar sus deudas a tiempo. Y si la tasa de interés no es posible de bajar, un aumento de plazo en sus pagos pueda ser otra opción.


Tu préstamo nuevo tiene la opción de ser extendido para que la cantidad que paga cada mes sea más económica. La cantidad de cada pago mensual sería más baja, pero los pagos se harían por más tiempo. Esto da como resultado un sueldo de préstamo más alto; sin embargo, puede ayudar a mejorar sus finanzas en corto plazo, al igual que puede ayudar a mejorar su crédito.



Puede tener dinero en efectivo

Cuando tomas la decisión de refinanciar tu hipoteca, estás tomando la decisión de comprar tu casa de nuevo. Lo que da como resultado que el préstamo actual es cambiado por un préstamo nuevo.


Cuando esto pasa tu préstamo tiene la opción de usar una evaluación corriente. Si el valor de la propiedad es más alta con un refinanciamiento, la diferencia entre tu préstamo anterior y tu préstamo nuevo se puede sacar en efectivo.


Este proceso le da acceso a dinero en efectivo que puede utilizar para mejorar la vivienda, consolidar deudas o cualquier otra cosa que considere oportuna.

Tenga en cuenta que si decide hacer un refinanciamiento en efectivo, la tasa de interés de su nuevo préstamo puede ser más alto que el del anterior.



Cuando es mala idea refinanciar tu préstamo


Un refinanciamiento no siempre es la mejor idea. Es posible que la cantidad que debe en su préstamo actual sea menos que la cantidad de préstamo que resultaría con un refinanciamiento. Adelante explicamos los costos de un refinanciamiento que tienen que ser tomados en cuenta cuando empiece el proceso de refinanciar tu préstamo.


Tendrá que pagar dinero en efectivo

Al refinanciar tu hipoteca ahí varios gastos y comisiones que son incluidas en el refinanciamiento. Entre ellos se encuentran la comisión de tasación, la comisión de apertura del préstamo, y la búsqueda del título, entre otros.


Estos gastos pueden acumularse rápidamente, por lo que es importante considerar si el dinero en efectivo que tenga que pagar para el refinanciamiento es más que los beneficios de la cantidad de un nuevo préstamo.


Podría acabar debiendo más dinero

Si amplía el plazo de tu préstamo al refinanciar, podría acabar debiendo más dinero a largo plazo. Esto se debe a que, aunque tu pago mensual sea más bajos, estará pagando los intereses de tu préstamo durante un período de tiempo más largo.


En algunos casos, las personas que tienen dificultades para hacer sus pagos mensuales pueden verse tentadas a ampliar el plazo de. Sin embargo, esto no suele ser una buena idea, ya que acabará costándole más dinero a largo plazo.


Es importante tener en cuenta que la refinanciación no siempre es una buena idea. Es importante sopesar los pros y los contras antes de tomar una decisión. Si no estás seguro de si la refinanciación es adecuada para ti, es una buena idea hablar con un asesor financiero. Ellos pueden ayudarte a evaluar tu situación y tomar la mejor decisión para tus necesidades.



Cambio de crédito drástico


Si toma la decisión de refinanciamiento, la mejor opción es que no lo haga cuando sabe que su crédito no está bien. Es posible que al empezar un refinanciamiento su prestamista cheque su crédito para verificar que usted puede pagar su crédito.


Si por alguna al hacer una investigación de crédito, resulta que su crédito está más bajo que cuando primero saco el préstamo. La refinanciación no tiene ventajas si usted no reúne los requisitos para una tasa de interés más baja y no ayudaría a sus deudas. Por esta razón es importante saber hacer un chequeo de crédito antes de empezar el proceso de un refinanciamiento.



Conclusión



Refinanciar un préstamo puede ser una buena manera de ahorrar dinero en intereses y reducir los pagos mensuales. Sin embargo, es importante tener en cuenta los costos de la refinanciación antes de tomar una decisión.


El interés y mensualidad de tu préstamo puede ser la mejor opción en el momento. No siempre es una buena idea refinanciar tu préstamo si las tasas de interés y costos añadidos no ayudan a sus finanzas personales o tu tasa de interés.

En algunos casos, la refinanciación puede acabar costándole más dinero a largo plazo.


Si no está seguro de si un refinanciamiento es adecuada para usted, es una buena idea hablar con un asesor financiero de tu ciudad. Ellos pueden ayudarte a evaluar tu situación y tomar la mejor decisión para tus necesidades de préstamo sin sentir obligación y te ayuda a entender cómo funcionan los préstamos de los estados unidos.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo