• Ricardo Martinez

¿Qué es refinanciar un préstamo y cuáles son sus beneficios?

Actualizado: feb 8

La refinanciación de un préstamo te permite ahorrar intereses y, por lo tanto, efectivo. Mira de que se trata exactamente el término refinanciación y los beneficios que puede traer si es que contamos con un préstamo.




¿Qué es la refinanciación de un préstamo?


Es muy común que las cuotas del préstamo empiecen a pesar en tu bolsillo después de un tiempo. Después de todo, las emergencias pueden ocurrir y los gastos tienden a aumentar, haciendo que la deuda ya no encaje en el presupuesto. En tales casos, solicitar una refinanciación puede ser la solución.


La refinanciación de préstamos es una forma de reemplazar un antiguo contrato de crédito por uno nuevo, negociando mejores condiciones de pago. De esta manera, es posible reducir las tasas, aumentar el plazo de pago, e incluso obtener más dinero, dependiendo del objetivo del solicitante.


En muchos casos, es la solución ideal para superar la deuda incobrable, ya que da a las personas la autonomía para liquidar sus deudas y recuperar el control de sus finanzas.


También es una práctica ventajosa para las instituciones financieras, ya que recibir el dinero con menos intereses o en más tiempo, es más interesante que tomarse un respiro y salir con pérdidas.



¿Cómo funciona la refinanciación?


El procedimiento es más sencillo que solicitar un nuevo préstamo, ya que se hace en el mismo banco donde se cerró el contrato. Todavía será necesario hacer un análisis de crédito y documentación, pero probablemente el agente financiero ya tendrá toda la información que necesita.


Al refinanciar el préstamo, la institución crediticia pagará toda la deuda pendiente y hará un nuevo contrato, según las condiciones negociadas. Hay varios caminos que pueden seguirse, como por ejemplo:


· Mantener la misma deuda y aumentar el plazo de pago reduciendo el valor de las cuotas


· Mantener la misma deuda y reducir la tasa de interés, reduciendo el valor de las cuotas;


· Extender el crédito concedido y mantener el valor de las cuotas, aumentando el plazo de pago (el cliente recibe la diferencia en la cuenta corriente en un plazo de 5 días hábiles aproximadamente).


Para contratar, se puede hacer la simulación y solicitar en línea, por teléfono o en persona, según las normas de la institución. Luego, solo tienes que esperar la aprobación del análisis de crédito y firmar el nuevo contrato.



¿Cuál es la diferencia entre la refinanciación y un nuevo préstamo?


La refinanciación mejora las condiciones de pago de un contrato existente, y debe ser realizada por la misma institución en la que se firmó.

Un nuevo préstamo, por otra parte, significa dinero concedido desde cero, cuyo monto puede ser utilizado para cualquier propósito, ya sea para pagar un préstamo antiguo o no. Puede solicitarse en cualquier banco o financiera.


Para renegociar las condiciones de un préstamo existente, la refinanciación es la mejor alternativa, pero no siempre es posible.


Por ejemplo, no se permite refinanciar un préstamo antes de pagar la primera cuota. En la mayoría de las instituciones, incluso es necesario que se pague una parte de la deuda para redefinir los intereses o las condiciones.

En esta situación, si necesitas mejorar las condiciones de pago, tendrás que pedir un nuevo préstamo con tasas de interés más bajas y más cuotas, reemplazando una deuda por otra.


También es posible que el banco no haya querido refinanciar el préstamo u ofrecer condiciones de pago mejores que las iniciales. Si esto sucede, es una buena idea hacer un nuevo préstamo o la transferencia de la deuda a otra institución financiera, transfiriendo la deuda y refinanciándola allí.

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo