• Ricardo Martinez

¿Cómo Funciona un Préstamo Para Carros?

Los préstamos para carros permiten obtener un vehículo de acuerdo a las posibilidades solicitadas y expuestas. Detalles como el modelo, la marca o la cantidad de dinero que el préstamo tendrá variarán de acuerdo a las posibilidades de cada quien.


Pero si se tiene dudas sobre cómo funcionan estos recursos, lo principal será conocer los tipos de financiamientos para carros existentes. Los cuales son dos: los préstamos directos o aquellos otorgados por un concesionario.




Préstamos directos


Se refiere a aquellos que son obtenidos de manera directa con un banco, una cooperativa de crédito o una compañía financiera. Al hacerlo se estará aceptando pagar un determinado monto en compañía del cargo financiero que ha sido acordado. Todo esto en un plazo de tiempo pautado.


Al hacer un contrato de compra con un concesionario, se usará el préstamo logrado con el prestador para dárselo al concesionario y así pagar el auto. Con esta clase de préstamos se puede investigar a fondo cuáles son las mejores opciones presentadas.

Porque precisamente se tendrá la libertad de conocer las propuestas de diferentes entidades y sus correspondientes términos de crédito. Siendo esto muy importante al momento de comprometerse con un préstamo de esta índole.


También con los préstamos directos se podrá conocer con anticipación los términos del crédito, por lo que antes de comprar el carro conocerás datos como la tasa de interés.



Financiación del concesionario


La segunda manera de obtener un préstamo para este propósito está en la financiación de un concesionario. Al hacerlo se estará formalizando un contrato entre la persona y el concesionario en donde se asegura comprar un determinado carro a cambio de pagar el monto que es financiado. También el cargo establecido en el tiempo pautado.


Con respecto al contrato, este bien puede ser retenido por el concesionario pero lo más común es que sea vendido a un banco, o también a una compañía financiera. Estos serán los encargados de cobrar los pagos y por lo tanto administrar la deuda.


La gran ventaja de optar por este tipo de préstamo es que en los concesionarios se dispone de un proceso todo en uno. Es decir, en un único lugar se podrá obtener la financiación y el vehículo como tal. Además de que por lo general estos establecimientos tienen horarios más amplios para atender a sus clientes.


También otra ventaja con los mismos es que se ofrecen múltiples opciones financieras, ello debido a que el concesionario puede tener múltiples relaciones con diversos bancos. Y estos a su vez tendrán más alternativas que ofrecer en su catálogo.


Otra opción estará en los programas especiales que los concesionarios suelen ofrecer para atraer a una mayor clientela. En estos se ofrecen programas patrocinados por parte de los fabricantes de los propios autos (incentivos, tasas de interés bajas).



¿Qué se necesita conocer para saber cómo es un préstamo?


Antes de la comprar un vehículo por medio de un préstamo, es importante hacerse ciertas preguntas que lograrán ubicar en una mejor posición a todos los interesados.

  • ¿Se tiene conocimiento pleno de las leyes aplicables?

Es indispensable conocer aquellas leyes que afectarán a la financiación porque son precisamente estos reglamentos los que pautarán los derechos y deberes en esta clase de transacción.


También con estas leyes se podrá tener una visión más amplia sobre cómo negociar para alcanzar un mejor trato, y además comprender el modo en el que los procesos operan. Si se conocen los alcances de las leyes, se estará protegido.

  • ¿Ya se determinó cuánto es lo máximo a pagar?

Analizar la situación financiera personal es vital antes de adentrarse en cualquier préstamo, y en este tipo no es la excepción. Por lo que siempre se tendrá que sincerar sobre los límites que establecen los ingresos. Es necesario tener los ingresos suficientes para cubrir tanto los gastos mensuales como los de los préstamos de una forma holgada.


Con respecto al monto total a pagar, este por igual podrá estar influenciado por una gran cantidad de elementos como el precio a negociar del vehículo o el plazo de pago. Cada elemento influirá al final.

  • ¿Cuándo no es una buena idea solicitar un préstamo?

Solicitar un préstamo para adquirir un carro es una mala idea cuando se gasta más de lo que se gana. Cuando se debe asumir una carga extra, se supone que se debe tener la estabilidad económica para poder ir pagando de acuerdo a lo planeado la cantidad de dinero, pero sin desmejorar el nivel de vida que se lleva.


Tampoco la carga extra debe interceder en los montos reservados para los ahorros de emergencias, u otro tipo de gastos importantes. Por lo que organizar un plan de gastos mensuales será lo ideal para tener estimaciones reales de cuáles son los alcances a los que se puede llegar, y esos que sobre todo, no es posible rebasar.


1 vista0 comentarios