• Ricardo Martinez

¿Cuál es la diferencia entre interés compuesto e interés simple?

Los conceptos de interés simple e interés compuesto son ampliamente confundidos y generan dudas al momento de manejar las finanzas personales. Sin embargo, ambos términos encierran marcadas diferencias que los harán con facilidad reconocibles uno del otro.


Pero antes de indagar en cuáles son sus diferencias, es necesario tener en consideración cuál es la definición del interés. El interés en términos generales se refiere a una cantidad de dinero que será capaz de producirse al mantenerse alguna inversión, préstamo o ahorro.


En otras palabras, podría ser considerado como la rentabilidad que es creada por parte del capital inicial. Además los intereses son expresados en porcentaje y se suelen calcular de manera anual.




Las diferencias entre el interés compuesto y el interés simple


Si se busca una diferencia entre el interés compuesto y el interés simple, la más común a mencionar se planteará en que el interés simple no se suma al capital inicial al momento de vencer el plazo establecido. Mientras que en el interés compuesto se procede a sumar al capital inicial al terminar el plazo de ya sea el crédito o la inversión.

Siendo así la diferencia citada que el interés simple no es capitalizable, pero en cambio el compuesto sí podrá ayudar a aumentar el capital inicial.


No obstante, esta no es la única diferencia que se pueden percibir en estos intereses. Es por ello que a continuación se podrá señalar cuáles otras diferencia son notorias.

  • Su impacto en el capital

Como se ha indicado, el interés simple no es un tipo capitalizable, lo que conlleva a que no tenga un impacto real en el monto inicial. Pero si se le compara con el interés compuesto, se tendrá que este sí puede ser capitalizable.

Con ello este interés ira siendo sumado al capital inicial cuando el vencimiento del periodo estipulado acontezca. El resultado es el aumento del monto inicial que se tenía en la inversión como tal.

  • Variación y cálculo

También existen diferencias entre las variaciones y el cálculo del interés simple del interés compuesto. Por ejemplo, se tiene que el interés simple se calcula tomando como base el capital inicial. Por su parte el interés compuesto lo hace sobre el capital final, he allí que sea tan productivo para quienes deseen obtener ganancias con sus intereses.

Ello lo que conlleva es que con el interés simple no se genere un incremento del capital porque simplemente este no va a variar. Pero por el otro lado, con el interés compuesto sí se genera el incremento de capital porque aumenta en cada periodo.

  • Fórmula y elementos

Como es de esperarse, ambas fórmulas son diferentes y trabajan con algunos elementos en común, pero también con elementos distintos. Como muestra se tiene que la fórmula de interés simple es de emplea variantes como el capital inicial, el interés aplicado al capital, así como el tiempo y el interés de pago.


Mientras que en el interés compuesto aunque se tienen factores en común como el capital inicial y el tiempo, se tiene de otros más como el capital final y los intereses.



Comparando características del interés compuesto del simple


Para ahondar más en las diferencias de estos dos tipos de intereses, también es posible conocer qué tanto se diferencian uno del otro de acuerdo a su modo de actuar. Muchos detalles ayudarán en esta tarea.


Con el interés compuesto se tiene que ser el generado sobre el capital cuando ya se ha cumplido el límite de tiempo que es pautado para el ahorro, el préstamo o la inversión. Pero al vencerse el tiempo acordado se procederá a formar parte del capital inicial.


¿Qué implica esto en la práctica? Que las ganancias que son generadas en los planes de ahorro o inversiones, serán sumadas al capital. Al iniciar un nuevo periodo los nuevos intereses serán calculados según la base que tenga el nuevo capital. Con ello se tendrá que los intereses generados más el capital anterior será el resultado. Pero cuando se habla de los créditos o préstamos, el interés es parte de la deuda acumulada.

Pero en el caso del interés simple se tendrá que ser calculado sobre un capital inicial que se vencerá en algún momento, y al hacer esto, esos intereses que serán generados no podrán ser reinvertidos en el capital. Logrando que permanezca igual.


¿Qué implica esto en la práctica? Que al instante en que un plazo se vence, el interés no será capitalizable y que si la persona lo desea, un nuevo plazo iniciará en un crédito o inversión, el cual producirá el mismo interés en el mismo capital.


Cuando se refiere a créditos, el interés simple necesita que el deudor pague estos intereses de acuerdo al tiempo que ha sido planteado. Porque si no se generará un interés compuesto.


2 vistas0 comentarios