• Ricardo Martinez

¿Qué es interés compuesto?

A través del manejo adecuado de los intereses compuestos se tendrá una de las claves esenciales para mantener con eficiencia las finanzas personales. Pero ¿qué es conocido como el interés compuesto?


Este es aquel que se calcula sobre el capital inicial, y el cual ira generando ganancias a medida que el tiempo pase. Logrando tener un efecto multiplicador, que podrá ser entendido como que los intereses producen más intereses. O en otras palabras, intereses sobre intereses se producirán.


Este ritmo de crecimiento será más veloz que el obtenido con un interés simple. Porque el interés simple estará calculado sobre lo que es la cantidad principal. Sin embargo, esta velocidad también puede variar de acuerdo a ciertos factores.


El más importante es la frecuencia de la capitalización. Teniendo que cuando el número de periodos de capitalización es mayor, esto se reflejará en un mayor interés compuesto.


Además es importante conocer que el interés compuesto se aplica a las cuentas de depósito pero también a los préstamos.




Las características del interés compuesto


El interés compuesto tiene ciertas características cuya compresión hará más sencilla el manejarlo en sí. Estas son:

  • Tiene un crecimiento determinado: El capital inicial irá creciendo de acuerdo al tiempo en el que los intereses vayan siendo sumados.

  • El capital cambiante aumenta la tasa de interés: Otra característica está en que la tasa de interés irá cambiando y siendo aplicada sobre el capital a medida que este cambia. Logrando con ello que los intereses incrementen con el pasar de cada periodo.

  • Su suma no es igual a la del interés simple: El crecimiento del capital simple y del compuesto tienen diferentes formas de comportarse, y he ahí la diferencia de ambos. Es por ello que el interés simple no se sumará para la generación de nuevos intereses al capital.

Sobre el último punto es esencial hacer un paréntesis, puesto que son muchos los que tienden a confundir al interés compuesto con el interés simple. Se ha mencionado que el interés simple no es sumado al capital para la generación de nuevos ingresos, y he ahí su esencia diferencial.


Más bien el interés simple se procede a calcular sobre el capital al inicio. Derivando en que esta clase de interés sea obtenido siempre siendo el mismo con cada periodo transcurrido.


Como un ejemplo más sencillo para comprender sus diferencias, si se procede a invertir unos 10.000 dólares con un 8% de interés, al pasar un año serán agregados a la cuenta unos 800 dólares. Así sucesivamente al transcurrir los años, porque al segundo se sumarán otros 800 dólares y en el tercer, cuarto, lo mismo.


Sin embargo, al tratarse del caso del interés compuesto, con ese 8% no habrá diferencia con los intereses del primer año. Aun así para el resto sí lo será. Lo que conlleva que para el primer año se recibirán los 800 dólares, tal cual pasa con el interés simple; pero para el segundo año, el 8% será calculado sobre el nuevo saldo de los 10.800 dólares, en lugar de los 10.000 dólares a pagar con originalidad.


Significando entonces intereses de 864 dólares para el segundo año, y ello se agrega después al calcular los intereses del tercer año.



La fórmula del interés compuesto


La tasa del interés compuesto es expresado en un porcentaje con frecuencia y tiene mucha importancia en calcular la cantidad de intereses, ya sea en una inversión o en un préstamo.


Además en dicha fórmula se tienen tres elementos importantes, que son el capital, la tasa de interés y el tiempo, por supuesto. ¿Cuál es su fórmula entonces?


Capital final = C0 x (1+Ti) ^t

En donde:

  • C0: Es el capital inicial.

  • Ti: Es la tasa de interés anual.

  • t: Es la duración de la inversión.

  • ^t: Se refieres al elevado por el periodo del tiempo.

Aplicar esta fórmula ayudará a conocer cómo el tiempo influye en este interés. Pero también cómo el capital inicial cambiará de acuerdo a los intereses obtenidos que van siendo sumados, hasta llegar a las sumas de manera anual.


Así se podrá conocer de antemano qué capital se tendrá al final de cada periodo. Y conocer esta información es estimulante para quienes estén ahorrando, debido a que con ello se tendrá la facilidad de planificar las finanzas para el siguiente año.


El interés compuesto representa una ventaja destacable en las inversiones. Esta es que posee un efecto multiplicador en las mismas, porque los intereses previos son capaces de generar intereses nuevos, que irán siendo sumados. Convirtiendo al interés compuesto en un aliado para las inversiones a largo plazo.


Y es que hasta Albert Einstein comentó a modo de chiste que el interés compuesto era la fuerza con mayor poder del universo. Por lo que conocer cómo funciona esta clase de interés y tenerlo en consideración para las finanzas personales posee una influencia positiva en las finanzas personales.


7 vistas0 comentarios